Agricultores ecológicos, protagonistas en el Día Mundial del Medioambiente

Agricultores ecológicos

El día 5 de junio celebramos el Día Mundial del Medioambiente. En este día, hemos querido dar protagonismo a los agricultores ecológicos que día a día y superando obstáculos y dificultades, realizan una labor fundamental para la preservación del medio ambiente, una labor muy poco reconocida teniendo en cuenta que además de respetar la naturaleza y conservarla, garantizan la alimentación del hombre y los animales de una manera saludable. Más de 24 millones de hectáreas de tierras agrícolas son cultivadas con métodos ecológicos en todo el mundo.

A continuación, recogemos el testimonio de Marcos Garcés Lizama, agricultor de 30 años, que explica las circunstancias de la vida del agricultor y con el que todos los agricultores del mundo podemos sentirnos identificados.

Desde que recuerdo, soy agricultor (o proyecto de), me encanta el campo, el medio rural… lo que no tenía tan claro era dedicarme a ello. Cualquier sociedad te bombardea con su lógica mientras creces y ésta, tan confundida y de dudosos valores, te orienta hacia trabajos maravillosos en los que ganas mucho, trabajas lo justo y no te ensucias. Y la agricultura nunca está entre esos idilios. Debe ser por lo de ensuciarse…”

“Para el sistema, los agricultores somos unos bichos raros que vivimos de algo tan volátil como el suelo y el cielo y que practicamos un oficio del pasado económicamente nada guay. Se olvida que el mundo está habitado por personas, y que viven porque comen verduras, fruta, carne, no valores de bolsa o acciones. Producimos algo que es insustituible. Pero además se parte de un error, poner la boina a un sector que puede ser tan innovador como el que más”.

“La agricultura aparece denostada e infravalorada en una sociedad preocupada por mil y una tonterías y no por cosas tan trascendentales como su alimentación. Mis compañeros de universidad, como no me veían la boina, no se creían que fuera agricultor, pero cuanto más les explicaba más les interesaba, y ellos mismos reconocían que nunca se habían preocupado por la procedencia de los alimentos que consumían… ¿En qué mundo vivimos? Cuando les enseño el índice de Precios Origen-Destino con variaciones de
300%, 700% y más… se echan las manos a la cabeza”.

“La agricultura es el oficio más bonito, digno y noble del mundo y, quizá también, de los más duros e injustos. Representa un conjunto de valores que la sociedad ha perdido y nosotros los mantenemos, o así debería ser. Telefónica, Santander, Mapfre… son los valores de hoy, en cambio esfuerzo, dedicación, implicación, compromiso, colaboración… AGRICULTURA, están en peligro de extinción”.

Agricultura es conocimiento, es saber un poco de todo, de biología, de matemáticas, de geología, de meteorología, de química, de micro y macro economía, y además lo que nadie te enseña… tener una paciencia infinita. Si no es el oficio más antiguo del mundo, casi. Es una filosofía de vida en la que el clima te obliga a tener los pies en el suelo”.

Por eso cuando terminé la carrera, sociología y ciencias políticas, tuve claro lo que quería ser… Allí me di cuenta de lo equivocado del sistema en el que vivimos, que pone a la cola un sector determinante y estratégico, un sistema que relega a la economía productiva a los suburbios. Pero también me di cuenta que somos los agricultores los que hemos caído en la trampa, los que nos conformamos y exprimimos individualmente en nuestros bolsillos las insultantes PACs que nos imponen sin tener la fuerza ni la imaginación para cambiarlas. No me gusta ver agricultores peleando solamente por su bolsillo mientras lo que está en juego es el futuro y la dignidad del sector. Menos bolsillo, más ideas y más compromiso”.

El relevo generacional no se puede quedar solamente en las explotaciones como un dato, debemos mirar al pasado para construir el futuro, recuperar la esencia, el espíritu y los valores para adaptarla a los tiempos. Los jóvenes tenemos la tarea de construir una agricultura social, en consonancia con el entorno, sostenible, respetuosa, comprometida y cooperativista. Debemos lograr que la sociedad y las instituciones conozcan, valoren, respeten y se impliquen en el sector”.

“La gente ni conoce ni sabe lo que es el sector y ese desconocimiento es tan perjudicial como peligroso. La agricultura es cultura, como la propia palabra indica y esta sociedad necesita aprender de ella como nosotros necesitamos integrarnos mejor en esta. No puede ser que la socialización aleje de un oficio tan vital a un tío como yo, que nací agricultor”.

EL AGRICULTOR ECOLÓGICO

  • Mantiene los suelos vivos debido a la no utilización de pesticidas sintéticos, herbicidas, fertilizantes u OGM (organismos genéticamente modificados).
  • Lleva a cabo un buen manejo de los desechos animales y estiércol, a fin de salvaguardar los sistemas de aire y agua.
  • Utiliza compost de calidad y abonos verdes (como las leguminosas, ricas en nitrógeno) para nutrir los suelos.
  • Adapta los cultivos según el clima y el suelo, para optimizar el ciclo de crecimiento natural.
  • Realiza una escasa labranza con maquinaria y en fechas muy controladas, para permitir que los microorganismos de la tierra se desarrollen y se mantengan los suelos fértiles y llenos de vida.
  • Promueve la biodiversidad, mediante el cultivo de una variedad de cultivos y rodeando las fincas de árboles y arbustos autóctonos.
  • Mantiene en equilibrio el ecosistema contribuyendo a proteger la fauna local.
  • Protege el medio ambiente global, ayudando a reducir considerablemente la cantidad de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, que contribuyen al calentamiento global.
  • Ayuda a prevenir la erosión del suelo, mejora la fertilidad del suelo, protege las aguas subterráneas y conserva la energía.
Inscríbete al “Curso de Agricultura Ecológica aplicada al
Viñedo y al Vino” y reserva tu plaza aquí
Compartir: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Deja tu comentario. Nos ayudará saber cuál es tu opinión para crear nuevos artículos y si tienes cualquier pregunta o duda estaremos encantados de responderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *