Descubre qué suelos son interesantes para el cultivo del viñedo

Suelos cultivo viñedos

Teniendo en cuenta el perfil del suelo, su calidad edafológica (suelo), química (fertilidad), biológica (micro y macro biodiversidad) y física (humedad, calor, luz,…), podremos averiguar cuál son los suelos idóneos para la plantación de nuestros viñedos.

Para obtener un buen vino, es aconsejable plantar las cepas en tierras pobres, pedregosas y con buen drenaje. Por ello es imprescindible que el suelo tenga caliza, arcilla y componentes silicios, para obtener un vino con finura, bouquet, taninos y una buena estructura.

La latitud, la cercanía de bosques que protegen al viñedo del aire excesivo, las montañas que favorecen la creación de microclimas favorables para el desarrollo del viñedo, son elementos que benefician el desarrollo del viñedo. En ocasiones, es difícil reunir todas estas condiciones pero conviene, al menos, conocerlas para poder ubicar nuestro viñedo en el mejor lugar que nos sea posible.

Los vinos elaborados con uvas procedentes de viñedos viejos (entre 60-100 años), presentan mayor calidad debido, en parte, a su baja producción (menos de 2 kilos de uva por cepa). Este extra en calidad es debido a que los viñedos más antiguos tienen un desarrollo radicular más desarrollado, lo que les permite superar mejor las condiciones de falta o exceso de agua. Por otra parte, el balance entre la superficie foliar y rendimiento, es apropiado para una correcta gestión de los recursos hídricos y minerales, alcanzando la maduración en las mejores condiciones. Es por lo que los vinos resultantes son más equilibrados, finos, estructurados y con aromas más complejos e intensos.

Teniendo en cuenta que la vid tiene raíces hondas, debemos tener en cuenta que absorbe el alimento, no sólo de la capa superficial de tierra arable, sino también de zonas más profundas. La composición y la estructura de los suelos tienen decisiva importancia en la producción del viñedo. El medio ideal para el metabolismo de la viña es un suelo superficial y un subsuelo profundo que pueda ser explorado por las raíces para extraer
sus reservas de agua.

Esquema desarrollo radicular

Por eso, cuando se define el “terruño”, hay que referirse inmediatamente al suelo, aunque éste pueda verse influenciado por otras cualidades definitivas (clima, paisaje, condiciones de cultivo).

Tipos de suelo

De una forma genérica y según su estructura,
se pueden distinguir:

suelos arcillosos (con más de un 30 % de arcilla),
suelos arenosos (con menos del 15 % de arcilla y de limo),
suelos limosos (con más del 50 % de arcilla y limo),
suelos humíferos (con más del 10 % de humus),
suelos de gravas (compuestos por guijarros y cantos rodados, procedentes de los aluviones) y
suelos de margas (compuestos de calizas y arcillas).

 

Las características térmicas del suelo influyen en el ciclo de la viña. Los suelos cálidos (grava, arena, limo sin arcilla) adelantan la maduración de la vendimia, mientras que los suelos fríos (arcillas y margas) retardan la madurez.

De la misma forma, los suelos de estructura pesada y seca son más cálidos que los suelos ligeros y húmedos.

Los suelos alcalinos y calcáreos, producen vinos punzantes, con estructura elegante y buena acidez frutal en vinos blancos y los vinos tintos presentan color intenso de capa alta con taninos potentes y agradables con vocación a vinos de guarda.

Los suelos oscuros reflejan menos el calor del sol y la luminosidad que los suelos claros.

La perfecta alianza de una determinada variedad con el suelo más idóneo produce los grandes vinos.

La viña aprecia los suelos pobres que otros cultivos no aceptan, siempre que no haya carencias. Los cantos rodados presentan además la ventaja de almacenar el calor durante el día y liberarlo a las cepas durante la noche. En estas tierras pobres, la vid está obligada a hundir sus raíces profundamente en el suelo, lo cual tiene el efecto de regularizar el aporte de agua a las cepas. Sean cuales sean las precipitaciones, la humedad está asegurada en el momento del crecimiento de la planta (en primavera). Además, durante la fase de maduración, los excesos de agua de lluvia sólo tienen consecuencias limitadas.

No existe un terruño ideal que pueda aplicarse a todas las variedades de vid. Pero, sí será importante mantenerlo libre de productos químicos para que desarrolle la flora y fauna microbiana propia del suelo. El cultivo de la viña exige ciertas condiciones cuando se trata de mantener pequeñas producciones de calidad. Como hemos dicho anteriormente, el suelo no debe ser muy rico para que la vid no sea demasiado vigorosa y la uva demasiado grande.

Por su naturaleza, el terruño debe poder aportar ciertos caracteres organolépticos al vino. Su pobreza es un elemento de calidad del vino, pues favorece rendimientos limitados que evitan la dilución de los colorantes, de los aromas y de los componentes del aroma. La naturaleza del suelo marca el carácter del vino. La textura del suelo no desempeña un papel decisivo, en cambio, su estructura debe permitir una macro porosidad elevada, a fin de evitar un estancamiento del agua a nivel de las raíces.

Algunos de los mejores terruños se sitúan en laderas de colinas bien expuestas. Esta situación tiene un doble efecto: garantizar una buena insolación y asegurar un drenaje natural del terreno.

Las características esperadas en los vinos de acuerdo con el tipo de suelo de que proceden son:

  • Arcillas: Vinos poco finos y tánicos
  • Arcillas-calizas: Vinos finos, con bouquet, poco alcohólicos
  • Arcillas-ferruginosas: Vinos alcohólicos, color alto
  • Arenas: Vinos brillantes, suaves, poco alcohólicos
  • Arenas-caliza: Vinos alcohólicos y secos
  • Caliza: Vinos con cuerpo, crianza
  • Humíferos: No apropiados para la elaboración de vinos
  • Fértiles y compactos: Vinos poco finos y de escasa conservación
  • Húmedos y pesados: Cantidad y poca calidad
Inscríbete al “Curso de Agricultura Ecológica aplicada al
Viñedo y al Vino” y reserva tu plaza aquí
Compartir: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Deja tu comentario. Nos ayudará saber cuál es tu opinión para crear nuevos artículos y si tienes cualquier pregunta o duda estaremos encantados de responderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *