La receta del vermut casero

vermut casero

El vermut es una bebida alcohólica hecha de vino, aromatizada con especias, frutas y hierbas, ligeramente amarga y dulce o no. Es una bebida muy sencilla para hacer en casa, ¡y la calidad será mucho mejor si la compras en cualquier supermercado!

Un vermut, está hecho de vino blanco, aromatizado con varios ingredientes (la canela es un componente esencial), y endulzado con azúcar cocido. Uno de los ingredientes básicos es el ajenjo, lo que da el amargor y es fundamental para la receta original, pero aquí te vamos a dar consejos para hacer tu propio vermut con los ingredientes de tu elección, para que lo marides con tus aperitivos preferidos y lo disfrutes con tus amigos antes de la cena o la comida.

Una base de vino blanco

Históricamente, los productores de vermut han utilizado los vinos que tenían a mano: hoy, la clave es encontrar un vino blanco de calidad. Os aconsejamos utilizar el vino ecológico Ácrata Albillo blanco. Puedes adquirirlo aquí. Es una buena opción y su calidad-precio es excelente.

No hay nada que temer por su conservación o sus sabores, ya que la adición de hierbas aromáticas y alcohol lo estabilizarán, evitando que se oxide.

Botella Ácrata Albillo Blanco

Tres métodos para elaborar el vermut

  • MÉTODO 1º – Llevar el vino a ebullición en una cacerola, con las especias, hierbas y otros ingredientes, retirarlo del fuego antes de filtrar y endulzar la mezcla.
    Ventaja: Rápida elaboración.
    Desventaja: Gran parte del alcohol del vino se pierde, así como su estructura, y se necesita un cuidado especial para dosificar adecuadamente los ingredientes.
  • MÉTODO 2º – Mezclar los aromáticos con un cuarto de la cantidad total de vino, en una cacerola a fuego lento, durante unos diez minutos. Filtrar e incorporar con el resto del vino.
    Ventaja: la dosificación es perfecta y el vino se conserva, el proceso se mantiene muy rápido.
    Desventaja: Dependiendo de la naturaleza de los ingredientes que utilicemos para la elaboración, la temperatura puede traer amargor o sacar sabores desagradables.
  • MÉTODO 3º – Macere los ingredientes en el vino durante diez días en un lugar fresco y lejos de la luz.
    Ventaja: la infusión es lenta, preservando los sabores de los diversos ingredientes.
    Desventaja: se requiere paciencia y encontrar la combinación correcta.

Endulzar el vermut

La verdadera receta no incluye azúcar sino azúcar caramelizado, que aportará dulzura y un toque de color caramelo al vermut. Hasta el 15% del volumen de azúcar cocido se agrega a la base de vino aromatizado.

Especias y hierbas del vermut

Generalmente se añade un ingrediente que traerá amargor: ajenjo, salvia, raíz de genciana, la corteza de quina o la cáscara de naranja seca. Puedes encontrar más ingredientes para aportar el sabor amargo a la bebida pero cualquiera de estos puede servirte.

Algunas de las especias y hierbas que se pueden utilizar para elaborar el vermut, teniendo en cuenta que la elección es muy variada, son: ajenjo, raíz de genciana, salvia, cáscara de naranja, cáscara de limón, vainas de cardamomo, jengibre, canela, clavo de olor, anís estrellado, semillas de cilantro, bayas de vainilla, albahaca, tomillo, orégano, manzanilla, enebro, pétalos de rosa…

Ten cuidado con la dosificación cuando prepares tu vermut: es fácil incorporar sobredosis o infusión excesiva de especias y hierbas, de ahí la técnica de una infusión parcial de vino.

Nuestra receta de vermut casero

Ingredientes:

  • Ajenjo
  • 2 cucharaditas de ajenjo seco
  • Genciana
  • 1 cucharadita colmada de raíz de genciana seca
  • Manzanilla
  • 1/3 cucharadita de hojas secas de manzanilla
  • Enebro
  • 1/3 cucharadita de bayas de enebro
  • Canela
  • 3 palitos de canela
  • Salvia
  • 1/3 cucharadita de salvia seca
  • Naranja
  • 1 cáscara de naranja
  • Limón
  • 1 cáscara de limón
  • Cardamomo
  • 1/3 cucharadita de vainas de cardamomo
  • Cilantro
  • 1/3 cucharadita de semillas de cilantro
  • Azúcar
  • 1 kg de azúcar
  • Albillo
  • 2 botellas de 750 ml de vino Ácrata Albillo blanco
  • Vino dulce
  • 2 tazas de vino dulce

Preparación:

  • En una cacerola con una superficie amplia, calienta 150 gramos del azúcar total (el resto del azúcar lo incorporaremos sin calentar) con muy poco agua, lo suficiente para crear una textura similar a la arena. Revuelve hasta que la mezcla esté caramelizada, sin dejar que se queme. Una vez que el azúcar haya caramelizado, agrega el vino dulce. Ten cuidado en este proceso: ¡el azúcar está caliente y el alcohol es altamente inflamable!
  • Mezcla todos los ingredientes en los porcentajes establecidos junto al azúcar caramelizado y al resto del azúcar.
  • La mezcla debe fusionarse, madurar y añejarse durante 10 días en botellas de vidrio, protegidas de la luz y del calor.
  • Cuando haya transcurrido este tiempo, filtramos la mezcla a través de un colador de tela
  • Finalmente, el vermut se embotella, se cierra con corcho natural y… ¡listo para ser consumido!

Historia del vermut

Según un relato, estas bebidas fueron inventadas por Hipócrates, célebre médico y filósofo de la antigüedad, nacido el 460 a. C. Puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo y obtuvo lo que en la Edad Media fue llamado «vino hipocrático» o, sencillamente, «vino de hierbas».

A partir de fines del siglo XVIII, con la llegada de nueva tecnología, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad, en la que destacó la experiencia de los pioneros piamonteses, pero fue en 1838, cuando por mérito de los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, la preparación del vermú adquirió un carácter industrial.

Con el paso del tiempo la palabra ha adquirido también un sentido genérico para definir el aperitivo –cualquier bebida con unas tapas– previo a la comida. De aquí proviene la expresión «¿quedamos para tomar el vermú?»

Compartir: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Deja tu comentario. Nos ayudará saber cuál es tu opinión para crear nuevos artículos y si tienes cualquier pregunta o duda estaremos encantados de responderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *