¿Los cultivos transgénicos pueden ayudar en la lucha contra el hambre?

Autor: José Ramón Olarieta Alberdi - Libro: Transgénicos ¿de verdad son seguros y necesarios?

Cultivos transgénicos

Uno de los argumentos más frecuentes utilizados a favor de los cultivos transgénicos es que pueden ayudar en la lucha contra el hambre. Sin embargo, el hambre es el resultado de un problema socioeconómico de pésima distribución de la riqueza y de los medios de producción, no de falta de tecnologías o de cultivos con genes defectuosos. Por tanto, si somos serios, lo que tenemos que hacer es reconocer que el hambre es un síntoma de ese problema, y que lo que hay que arreglar es la distribución de la riqueza, no los genes de las plantas.

La disponibilidad de alimentos no es lo mismo que producción de alimentos. El aumento en la producción de alimentos no significa automáticamente un aumento en la seguridad alimentaria para toda la población.

En muchos países lo que tenemos actualmente no es un sistema de producción de alimentos sino un sistema de producción de mercancías, ya que se producen grandes cantidades de alimentos, pero no llegan a estar al alcance de muchas personas.

Esquema 1

En el año 2005 el informe “Halving Hunger”, encomendado entonces por el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, dentro del Proyecto del Milenio, no incluyó la autorización de los cultivos transgénicos entre sus recomendaciones. Tampoco lo hizo el informe mundial IAASTD sobre ciencia y tecnología agrícola elaborado por más de 400 científicos.

Cuando queremos representar el problema del hambre siempre elegimos, demagógicamente, imágenes de África o del Sudeste asiático. Nos resulta fácil explicar esta situación acudiendo al “atraso” de estos países. Por eso no utilizamos los muertos de hambre en España, o los 5 millones de personas que pasan hambre en California. Porque entonces tendríamos que reconocer que el hambre no tiene nada que ver con ese supuesto “atraso”, porque si no ¿cómo es posible esa situación en California, el centro mundial de la tecnología agraria más “moderna”?

Desde que se inició la producción comercial de los cultivos transgénicos, la realidad es que el hambre ha aumentado en Estados Unidos.

Esquema 2

En definitiva, el hambre y la malnutrición no tienen nada que ver con la tecnología, y sí con la distribución de la riqueza y de los medios de producción.

Siempre se ha cuestionado la capacidad de los transgénicos para ayudar a las clases empobrecidas. Sólo ha sido una de las muchas estrategias que se han utilizado para la puesta en marcha y comercialización de los cultivos transgénicos. Desde el punto de vista socioeconómico:

  • Es una tecnología remota para los agricultores de subsistencia.
  • Disminuyen las oportunidades de trabajo a los trabajadores agrícolas.
  • Favorecen a los agricultores más ricos y/o con mejor acceso a estas tecnologías frente a los agricultores más pobres o con menos capacidad de acceder a ellas.
  • Acumulan gran cantidad de recursos de investigación, humanos y materiales.
  • Producen impactos ambientales muy graves.

Después de más de 30 años de investigación de millones y millones de euros de inversión, y de muchas promesas y publicidad engañosas, la ingeniería genética no ha desarrollado ninguna variedad que solucione ningún problema socialmente relevante.

Hay alternativas…

Hay alternativas, y entre ellas la mejora genética convencional funciona mejor que la ingeniería genética.

En cuanto a la agricultura ecológica puede aumentar la productividad y los ingresos con tecnologías de bajo coste, locales y sin daños ambientales.

La agricultura ecológica produce productos con mayores contenidos de nutrientes, más producción en condiciones de sequía, en suelos pobres, en suelos salinos…

Nuevas técnicas sencillas de siembra o de manejo de los cultivos también están demostrando la capacidad para mejorar los rendimientos.

El uso de legumbres en rotación, o en cultivo intercalar con maíz, utilizando la mitad de abono que en monocultivo permite mantener los rendimientos de cosecha y mejorar los beneficios financieros con menos variabilidad interanual. Y resultados igualmente beneficiosos se obtienen con diversas otras combinaciones de cultivos asociados.

Una revisión de múltiples proyectos en África muestra cómo ha sido posible aumentar la producción agrícola con técnicas de agricultura ecológica o próximas a ésta, y concluye que:

Esquema 3

Autor: José Ramón Olarieta Alberdi - Libro: Transgénicos ¿de verdad son seguros y necesarios?

Deja tu comentario. Nos ayudará saber cuál es tu opinión para crear nuevos artículos y si tienes cualquier pregunta o duda estaremos encantados de responderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *