XVII Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Jornadas gastronómicas

Durante todo el mes de junio, Aranda de Duero acoge a miles de visitantes que llegan para degustar su famoso lechazo asado en las XVII Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero. Es el plato estrella convertido en seña de identidad de la gastronomía arandina.

Junto al lechazo asado, no pueden faltar la lechuga de medina, la torta de Aranda y como no, un buen vino de Ribera del Duero para acompañar a este plato tan tradicional y único en la comarca.

Lechazo de Castilla y León

El mejor lechazo asado se consume en Aranda de Duero (Burgos), sede en que se encuentra el Consejo Regulador I.G.P., indicación geográfica protegida creada en 1.997 que reúne 483 ganaderos de todas las comarcas cerealistas de Castilla y León, los cuales comercializan más de 167.000 lechazos al año.

Para pertenecer a la Indicación Geográfica Protegida “Lechazo de Castilla y León” las canales de los corderos deben cumplir las siguientes características:

  • Peso vivo al sacrificio de 9 kg a 12 kg.
  • Edad de sacrificio: hasta 35 días.
  • La alimentación de los lechazos (cría de la oveja) debe ser únicamente con leche materna.
  • Sin cabeza ni asadura, peso de 4,5 kg a 7 kg.
  • Con cabeza y asadura, peso de 5,5 kg a 8 kg.
  • La grasa externa será de color blanco céreo.
  • Color de la carne blanco nacarado o rosa pálido.
  • Carne muy tierna.

La zona de producción se extiende a todas las comarcas cerealistas de Castilla y León con las razas Churra,
Castellana y Ojalada.

Lechazo

Las churras son ovejas autóctonas de Castilla y León. Sus características físicas más destacadas son su lana larga y basta, y su cabeza desprovista de pelaje en la que destacan las habituales manchas negras en los ojos, el hocico y las orejas. La palabra churro parece venir de churre, que significaba “pringue gruesa y sucia” según el diccionario etimológico de Joan Coromines. Esto hace referencia al carácter más basto de su lana.
Se trata de animales frugales y resistentes, por tanto óptimos para las extremas condiciones climáticas y la escasez de pasto de la Meseta del Duero. Son muy apreciadas por su carne y su leche. El lechazo churro asado es uno de los mayores manjares de la cocina española, mientras que la leche de la oveja es utilizada para elaborar excelentes variedades de queso.

Vinos de Ribera del Duero para acompañar al lechazo asado

Para acompañar a este plato hemos escogido dos vinos ecológicos con D.O. Ribera del Duero:

  • Kirios de Adrada todo.
    De intensidad aromática, poderoso en boca e intenso en matices, con sabores a maderas especiadas, clavo, canela y cacao junto a aromas a frutas y tostados.
  • Kirios de Adrada noche.
    Vino con potentes aromas de grosellas negras, tostados, nuez moscada y clavo. Un vino carnoso, vigoroso, denso, consistente y al mismo tiempo suave, presenta un tostado justo y equilibrado.

Ambos vinos hacen un maridaje perfecto con esta receta de cordero lechal asado de carne suave, piel tostada y matices de campo.

Botellas vino Kirios de Adrada

Nuestros tempranillos de Ribera del Duero. Primer vino ecológico con D.O. Ribera del Duero, certificado por el Consejo de Agricultura ecológica de Castilla y León

Inscríbete al “Curso de Agricultura Ecológica aplicada al
Viñedo y al Vino” y reserva tu plaza aquí
Compartir: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Deja tu comentario. Nos ayudará saber cuál es tu opinión para crear nuevos artículos y si tienes cualquier pregunta o duda estaremos encantados de responderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *