Los cuatro vinos Ácrata pertenecen a la colección “Las Cuatro Estaciones”, representando cada uno de ellos cada estación. Con esta colección, la bodega quiere rendir tributo a 4 variedades de uva excepcionales: Albillo y Pirulés (Primavera), Bobal (Verano), Garnacha tinta (Otoño) y Monastrell (invierno). Todas las variedades son cultivadas en terrenos de Ribera del Duero y con métodos ecológico – biodinámicos.

En Ribera del Duero, tenemos viñedos con una riqueza histórica que merece la pena conservar. Están situados en parcelas pequeñas y muchas de ellas conservan diferentes variedades a las tradicionales de Ribera del Duero que están a punto de extinguirse en esta zona.

Uno de nuestros objetivos, que ya estamos llevando a cabo, es recuperar viñedos viejos con una edad entre 70 y 100 años.

El cultivo de estos viñedos se realiza en suelos situados en altitudes de más de 950 metros sobre el nivel del mar, llegando a alcanzar los mil metros en algunos de los viñedos, en parcelas pequeñas, con marcos de plantación irregulares de 2 x 2 m. aproximadamente.

A medida que nuestros abuelos han pasado a mejor vida, se han arrancado muchas hectáreas de estos viñedos centenarios y se han sustituido por “macroviñedos” lo que provoca un gran desequilibrio natural. Las pequeñas fincas de viñedos amuebladas con setos, árboles, arbustos,… son sustituidos por grandes extensiones de viñedos monovarietales.

Aunque son muchos más factores los que intervienen en la calidad de nuestros vinos ÁCRATA, la base está en la filosofía de trabajo de los viñedos, las características de los suelos, la ubicación de las vides, la altitud y el gran respeto en el tratamiento natural del cultivo de la vid. Consideramos que la materia prima (la uva) es el elemento fundamental para conseguir unos vinos diferenciados que tengan su propia personalidad.

No podemos ignorar la riqueza varietal que existe en Ribera del Duero y que hemos heredado de nuestros antepasados. Variedades como Albillo Blanco, Pirulés, Garnacha Blanca, Moscatel, Airén, Bobal o Valenciana, Garnacha Tinta, Garnacha Tintorera, Monastrell, Juan García … Todas estas variedades que sobreviven con dificultad en Ribera del Duero están siendo ignoradas y poco valoradas, hasta tal punto que han llegado casi a su desaparición en nuestra zona, debido a que no se ajustan a los cánones y gustos convencionales.

Sin olvidar la excepcional uva tradicional de Ribera del Duero: el Tempranillo o Tinta del país, no queremos dejar a un lado la riqueza multivarietal de nuestra zona que da lugar a vinos excelentes, con personalidad, que reflejan no sólo el terruño, sino también la exquisitez de cada variedad de uva, única e intransferible.

  • Botella Vino Ácatra Albillo Blanco - Primavera
  • Botella Vino Ácatra Bobal Rosado - Verano
  • Botella Vino Ácatra Garnacha Tinta - Otoño
  • Botella Vino Ácatra Monastrell Tinto - Invierno

 

PULSE SOBRE LAS BOTELLAS PARA VER LAS CARACTERÍSTICAS DEL VINO