ELABORACIÓN

Trocea el conejo y el pollo sin piel, sazona y dora la carne en una paella con un buen chorro de aceite de oliva.

Cuando adquiera un color tostado, apártala hacia el extremo de la paella, dejando el centro de la paella vacía. Ralla los tomates y ponlos en el centro, junto con los garrafones. Trocea las farrauras o judías planas e incorpóralas. Vierte el agua. Pon a punto de sal, agrega el azafrán y deja cocinar a fuego moderado durante 18-20 minutos.

Comprueba que el caldo esté bien condimentado antes de echar el arroz. Agrega el arroz y extiéndelo por toda la paella con una cuchara de palo. Cocina 6-8 minutos a fuego fuerte. Cocina otros 10-13 minutos a fuego lento e introduce una rama de romero cuando queden 5 minutos. Deja reposar 5-8 minutos. Retira el romero, coloca una ramita de perejil para decorar y sirve.